ROMÁNICO

VIAJES

Jesús Herrero Marcos
Cerrar

01 Nepal, el país

Se acaba de cumplir un año del terremoto que asoló Nepal y que causó más de 8000 muertos, lo que se agravó aún más con la réplica del 12 de mayo. A las desgracias hay que añadir además la situación, más precaria todavía de lo que ya estaba antes, en que quedaron los supervivientes de los seísmos. La comunidad internacional se volcó momentáneamente con la ayuda humanitaria, casi siempre repartida en condiciones caóticas y no bastante efectivas. Se produjeron actos de valor y heroísmo y no pocos milagros en el salvamento de víctimas.

Pero ¿qué fue de todo aquello? ¿Alguien se acuerda hoy de Nepal? Estuvimos visitando el país un mes antes de la tragedia y resulta difícil explicar lo que se siente después de haber contemplado sus monumentos y vivido entre sus hospitalarios habitantes sabiendo que lo que tienes aun fresco en la memoria ha sido destruido.

La República Federal Democrática de Nepal se encuentra junto al Himalaya, entre India, al sur, y la República Popular China, al norte y al otro lado de los Himalayas.

Su capital es Katmandú y está ubicada en el valle del mismo nombre. Aquí es donde vive la mayor parte de la población del país.

DSC_7961

Vista de Katmandú desde la colina del templo de los monos donde se encuentra de la stupa de Swayambunath situada al oeste de la capital, uno de los lugares más sagrados de peregrinación budista al que se accede por una interminable escalera de 365 escalones.

Aunque hay noticias desde el 563 a.C., cuando habitaban sus territorios los “kirati”, la nación moderna fue conformada por el rey gurkha Prithivi Narayan el 25 de diciembre de 1768, después de conquistar Katmandú y convertirla en capital del reino. En 1814 Nepal entró en guerra con Inglaterra, la cual concluyó dos años más tarde con el tratado de Sugauli, por el cual Nepal cedió los territorios de Sikkin y Terai a cambio del cese de las hostilidades por parte del Reino Unido. Posteriormente los de Terai serían devueltos a los gurkhas en agradecimiento por su intervención en el motín de los Cipayos de 1857.

Luego viene una sucesión de avatares políticos en su monarquía entre los que no faltan asesinatos masivos o selectivos (masacre de varias decenas de príncipes en el Palacio del Arsenal en 1846, y la del príncipe Dipendra y sus soberanos padres y otros miembros de la familia real por Gyanendra, que se hizo con el poder en 2001).

Nepal ha sido dirigido por monarquías, dictaduras, democracias y repúblicas todas ellas de carácter cleptómano, así que no se puede esperar que un pueblo como el nepalí, básicamente hospitalario y acogedor, pueda alcanzar alguna vez un estado de bienestar relativamente decente. Es uno de los países más pobres del mundo y más de la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza.

Les salva la agricultura de la que vive más del 80% de la población, aunque los cultivos tienen que hacerse con muchos esfuerzos por culpa de la orografía del terreno, lo que también condiciona la estructura de los asentamientos urbanos y, no menos importante, la introducción de tecnología que pudiera aumentar la producción y facilitar procesos industriales de trasformación de materias primas como el yute, la caña de azúcar, tabaco y cereales, productos que se cultivan en el país.

DSC_8122

Desde la carretera que lleva a Nagarcot, se puede observar este paisaje, con las casas descendiendo por las laderas trabajadas en bancales para los cultivos. Poco a poco, la población ha ido conformando una arquitectura integrada en el paisaje y, sobre todo, adecuada a las necesidades y trabajos relacionados con la agricultura de la que viven, bastante complicada por la orografía del terreno.

DSC_8140

Se sobrevive de lo que se puede. Los oficios tradicionales proporcionan un miserable medio de vida al que se ha adaptado una población sin demasiadas perspectivas para mejorar su situación económica.

En cuanto a la religión, tema imprescindible para poder entender la cultura de cualquier pueblo, hay que decir que el 82 % practica el hinduismo, un 11% el budismo,  y el resto se lo reparten entre los musulmanes y otros pequeños grupos.

Entre el estamento religioso y el gubernamental se construyó la mayor parte del patrimonio arquitectónico y escultórico, o sea, templos y palacios y estatuas de dioses y reyes, muchos de los cuales son Patrimonio de la Humanidad desde el año 1979 que luego fue ampliado en 2006.

Stupa Swayambunath 04

La stupa de Swayambunath cerca de Katmandú, fundada por el Vrsadeva a comienzos del siglo V y terminada por su biznieto el rey Manadeva. Fue restaurada en el año 2010 y la cúpula sobredorada con más de veinte kilos de oro.

En lo relacionado con la cultura del país hay que decir que tiene influencias, como es lógico, de India y Tibet, con quien limita geográficamente, así que es fácil identificar similitudes en vestimenta, folclore, formas de vida, incluso en la manera de entenderla, y gastronomía, donde impera el mundo vegetal y las guindillas picantes, lo que termina siendo una tortura para el viajero o turista.

Casi la mitad de la población es analfabeta. La educación de los niños y jóvenes no es obligatoria ni gratuita, por lo que muchas familias no tienen la posibilidad de llevar a sus niños a la escuela. El absentismo escolar es enorme debido a todas estas causas, a las que habría que añadir el hecho de que no hay conciencia de la importancia que la educación tiene, no solo para el desarrollo de los niños y jóvenes, sino también para el futuro del país.

Escuela-Marga-09

Escuela nepalí.

Escuela-Marga-08

Este antro es una escuela. El material escolar se aprecia perfectamente en su cantidad y calidad. En ese momento los niños están sin la maestra, la cual ha salido un momento para atender a unos clientes en un puesto de verduras de su propiedad justo al lado de la escuela, por lo cual los niños están a lo suyo… Llevan uniforme, o sea que son niños de familias que tienen un cierto nivel. (Fotos de Margarita Bravo).

Escuela-P1050264

En esta escuela los niños comparten espacio con las niñas. Una turista ya preparada para la ocasión, revuelve en su bolsa para buscar lápices y bolis y regalárselos a los alumnos, que no acaban de creerse la suerte que han tenido ese día. Hubo bolis para todos (tampoco eran muchos los alumnos, como se puede ver). (Foto de Margarita Bravo)

A ello habría que añadir la enorme cantidad de fiestas que agujerean el ya precario calendario escolar, porque en Nepal todo el mundo celebra las fiestas de todas las religiones rigurosamente.

Tampoco el gobierno ejerce algún control o tutela sobre este delicado asunto de la educación, por lo que tampoco hay escuelas suficientes y, mucho menos, algún tipo de intervención sobre la muy abundante y abusiva explotación laboral infantil, idea o concepto ausente por completo de la conciencia no solo del gobierno, sino también de la propia población en general.

Lo que sí hay son algunas escuelas privadas e internados sobre todo dispuestos a “extraer” beneficios de la exigua parte de la población con posibilidades económicas, pero con un profesorado de escasa capacidad profesional y muy mal remunerado por lo que se ve obligado al pluriempleo en detrimento de la calidad educativa.

El terremoto del 2015 ha destruido, por si todo esto fuera poco, una parte importante de los locales donde se daba clase y la mayor parte del ya escaso material escolar (libros, cuadernos, lápices, etc.)

 

Y dentro del mundo del folclore religioso habría que incluir también todo su mundo mitológico cuajado de máscaras multicolores, marionetas, héroes, dioses y demonios casi desacralizados por el fervor popular y la tradición oral que acostumbra a acompañarse de música interpretada por flautas, instrumentos de cuerda y tambores, además de por sugerentes danzas populares, todo ello para explicar sus modos de vida y sus orígenes ancestrales.

P1130870

Grupo folclórico típico para recibir turistas en el hotel Hyatt Regency de Katmandú, uno de los más refinados de la ciudad, y por lo tanto uno de más asépticos y alejados de la realidad física y espiritual del país. (Foto de Jaume Canela).

Hay sólo 1 comentario.

  1. Julissa Cooley dice:

    I like this post, enjoyed this one thanks for posting. “I would sooner fail than not be among the greatest.” by John Keats.

    http://www.borvestinkral.com/

Deja un comentario

Introduce tus datos para iniciar sesión.